lunes, 2 de febrero de 2015

Hasta mucho después de que te marches...

Cuando la vida te deje en la estacada
Estaré en tu puerta al anochecer
Si necesitas ayuda.
Apagaré las luces de la ciudad,
Mentiré, engañaré, rogaré y sobornaré
Para que te sientas mejor.

Cuando los enemigos estén a tu puerta
Te llevaré lejos de la guerra
Si necesitas ayuda.
Si tu esperanza está pendiendo de un hilo
La compartiré en tu sufrimiento
Para hacerte bien.

Dame razones para creer
Que harías lo mismo por mi.


Y lo haría por ti, sólo por ti.
No me moveré
Te querré hasta mucho después que te marches.
Por ti, sólo por ti.
Jamás dormirás sola de nuevo.
Te querré hasta mucho después que te marches.
y mucho después de que te vayas.

Cuando caigas como estatua
Estaré ahí para atraparte
Para ponerte en pie, siempre
Y aunque tu pozo esté vacío
Ninguna cosa me lo va a impedir.
De darte lo que necesitas, ¿Qué es lo que necesitas?

Me entrego con honestidad.
Si tú lo haces conmigo.

Y lo haría por ti, sólo por ti.
No me moveré
Te querré hasta mucho después que te marches.
Por ti, sólo por ti.
Jamás dormirás sola de nuevo.
Te querré hasta mucho después que te marches.
y mucho después de que te vayas.

Eres mi columna vertebral.
Eres mi piedra angular.
Eres mi muleta cuando mis piernas dejan de moverse.
Eres mi ventaja.
Tu eres mi corazón resistente.
Tú eres el pulso que siempre he necesitado.
Como un tambor no dejes de latir...
Como un tambor mi corazón no deja de latir...

Y mucho después de que te marches...
Te querré hasta mucho después que te marches...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada